EDITORIAL

La discusión del aborto -desde las redes sociales hasta el Congreso del Estado- carece de argumentos sólidos y documentados, características importantes en un tema que ha sido un tabú por mucho tiempo.

Esta es una investigación periodística independiente realizada durante nueve meses por medio de entrevistas, solicitudes de información, testimonios, datos y lecturas al respecto, cuyo fin es el de informar sobre el panorama del aborto en Yucatán.

Antes que nada las autoras de este reportaje, Katia Rejón Márquez y Lilia Balam, hacemos periodismo con perspectiva de derechos humanos y género. Asumimos la responsabilidad que implica abordar una discusión polarizada e incompleta y la abordamos de manera objetiva e imparcial.

Nos adentramos a la investigación sin una idea clara de lo que encontraríamos. Y lo que detectamos es que no se puede hablar del aborto sin hablar de feminismo, de violación y abuso sexual, de criminalización, de religión ni de ética.

Por ello, presentamos datos de diversas fuentes, contrastando la información de todas y complementando con información de fuentes oficiales y organismos periodísticos o de investigación con ética probada.

Con el reportaje, buscamos abonar al debate de la interrupción voluntaria del embarazo que se realiza en el marco de la implementación de leyes y políticas públicas, mismo que ha cobrado importancia urgente en el país y en el estado. De igual forma, pretendemos que este trabajo sirva para analizar el tema con más claridad y profundidad. Agradecemos a los lectores su interés.

Cerrar menú